¿Alguna vez te has sentado en una reunión aburrida en el trabajo mirando el reloj pensando mejor en lo que vas a comer? Resulta que todos estamos atrapados en juntas ‘improductivas’ más de lo que podríamos pensar, los empleados promedio pierden casi 13 días hábiles cada año en juntas, lo que suma casi tres semanas.

Una encuesta preguntó 2,000 adultos que trabajan en el Reino Unido, Alemania y Francia, y descubrió que la mayoría de los empleados admiten excusas para evitar las reuniones. Un poco menos de un tercio (30%) culpará a una enorme carga de trabajo, y uno de cada seis (15%) se disculpará por el intenso tráfico. Mientras tanto, uno de cada 10 dijo que les dieron la hora o la fecha equivocada (11%).

Lo que más odian en las juntas

Más de la cuarta parte (28%) de los encuestados dijo que se irritaba por problemas tecnológicos, como el WiFi o las conexiones de llamadas en conferencia que no funcionaban. De hecho, la tecnología siguió apareciendo como una gran pesadilla, especialmente cuando las personas hacen llamadas telefónicas en reuniones o se sientan en sus teléfonos para enviar correos electrónicos y mensajes.

Las llamadas de conferencias vía telefónica y las presentaciones también se señalaron como un dolor masivo cuando, por alguna razón, no funcionan. Por último, pero no menos importante, las personas que usaban ‘jerga de la oficina’ o palabras de moda también se consideraban una de las principales molestias para las reuniones, como ‘ASAP’, ‘win-win’ y ‘touch base’ aparecían como las frases más usadas.

Leer el articulo completo en Huffingtonpost.